4 de junio de 2006

LA EDUCACIÓN ES GRATIS... o debería.

No puedo dejar de referirme al tema del "momento" en Chile: el problema de la educación en general.

Los últimos días de Mayo-Junio, se llegó a una crisis en la educación secundaria: los mismos alumnos comenzaron a manifestarse y a exigir a las autoridades una educación de calidad.

Cabe cuestionarse al respecto y más aún, pensar un poco el por qué llegamos a esta situación. En posts anteriores me refería al Cobre y al uso de sus utilidades en nuestro país, así como la mala distribución del ingreso. Ahora, todo eso sirve de antesala para explicar por qué llegamos a esta crisis educacional. Es claro -y no hay que ser ingeniero o economista para darse cuenta de eso- que en nuestro país desde hace algún tiempo tenemos un superávit y que no se está invirtiendo en las necesidades de las personas o "del pueblo". No me gusta mucho este término, porque como dijera el humorista nacional Coco Legrand: "Quién chucha es el pueblo?". Pero... los secundarios exigen calidad y el gobierno se lava las manos "negociando", una sutileza para el término "dilatar".

Si bien no todas las exigencias de los secundarios son factibles en la forma en que ellos la plantean (por ej, el pase escolar gratuito para TODOS, o la psu gratuita para TODOS) sin duda han dejado en claro dos cosas: primero, que la educación en Chile está lejos de la exelencia en calidad, por lo menos en el sector público; y segundo, que nuestro gobierno hace años que se viene desligando de la educación pública que es la que le corresponde para hacerse cargo.

Basta con mirar las universidades "del estado". La única que sobresale y se mantiene de forma sustentable y sostenible es la U. de Chile. El resto han debido privatizarse "un poco" para poder seguir existiendo y ser viables: por ej, la PUC, la UTFSM, la U de Concepción. Miremos la otra U del estado que es grande: la Usach. Los problemas financieros pusieron en boca de todos hace unos años a la Usach, y cada año los paros son comunes... pero no porque exista un ánimo de no hacer nada o pelear con carabineros, sino porque FALTAN RECURSOS para los estudiantes con capacidades y que quieren estudiar, pero no pueden. Aún está sin cumplirse la épica promesa de don Ricardo Lagos: "Todo aquel joven que tenga las capacidades, no se quedará sin poder estudiar". En la Usach, de donde yo egresé, hay cerca de 16.000 jóvenes con capacidades, de los cuales la gran mayoría se ve motivado a manifestarse y paralizar porque no tienen dinero para pagar una mensualidad o una matrícula. ¿Y cómo espera el Gobierno solucionar el problema de la mala distribución del ingreso, si no promueve la movilidad social en universidades como la Usach? Es bien sabido que la U. de Santiago de Chile es una de las principales "movilizadoras sociales", ya que educa a gran parte de la clase media baja y les abre la puerta a un futuro mejor.

En fin... no quiero parecer majadero ni nada por el estilo, pero no puedo dejar de poner en tela de juicio al Gobierno y a sus políticas de educación. Ojalá todo esto llegue a un buen término, pero qué puedo decir... el anuncio de la Presidenta Bachelet no fue más de lo mismo: medidas parche, que no solucionan el problema de fondo, sino que tapan el bache que, con el tiempo, se volverá a abrir.

3 comentarios:

Axes dijo...

Simplemente comento, con respecto al tema [que ya se me ta repitiendo mas que comidas dieciocheras...] me hubiese gustado ser secundario nuevamente...

Bueno, pasó nuestro tiempo parece...

Elessair dijo...

jajaja... yo hubiera sigo secundario, ni kagando iba a las manifestaciones y esas cosas... mi colegio no era mucho de esas cosas. Ni yo tampoco, la conciencia social se me formo ahora en la U

saludos.

Axes dijo...

Yo en la media era medio anarka... ahora soy medio facho...

Los cambios de la vida...
xD